El Inmigrante

Living abroad / Vivir en el extranjero


4 Comments

El arte de hacer amigos

(See English version here)

Hacer amigos en el extranjero: otro desafío en nuestra lista de cosas por hacer.

A veces nos preguntamos cuándo se va a acabar todo esto, pfff…otro desafío más que tengo que vencer para comenzar una nueva vida…Sí, lo sé, la lista puede ser muy larga, e incluso interminable, pero se pone mejor… con el tiempo.

¿Cómo que 'todavía hay más por hacer'? - CC Imagen cortesía de Kemal Y.

¿Cómo que ‘todavía hay más por hacer’? – CC Imagen cortesía de Kemal Y.

Para los recién llegados vivir en el extranjero puede ser una experiencia muy solitaria al comienzo; eres el nuevo chico/a en la escuela y nadie está realmente interesado en ti, a menos que hagas un esfuerzo para que los otros niños te presten atención. Para aquellos expatriados o inmigrantes que son extrovertidos, este desafío es muy fácil (pan comido, papayita, un mamey, está tirado – en fin, como lo digan en tu país), ya que ellos pueden entablar una conversación con alguien en el parque o proponer una salida con sus nuevos compañeros de trabajo, y a partir de eso comenzar nuevas amistades. Sin embargo, por otro lado, tenemos a los tímidos, que les cuesta mucho romper el hielo con otros en el trabajo o en algún curso que estén tomando. En resumen, no importa qué tipo de persona eres, el hacer amigos en el extranjero requiere esfuerzo, paciencia y muchos intentos.

Últimamente he estado leyendo los consejos de otros expatriados sobre cómo hacer amigos en el extranjero y he encontrado todo tipo de opiniones; las que basurean/hablan muy mal de la simpatía y amabilidad del país en el que viven, las super optimistas que te aconsejan hablarle a cualquier extraño en la calle y las sarcásticas e hilarantes, como esta (solo disponible en inglés), que sugieren tener mucha paciencia y aceptación de la nueva cultura. De todas estas opiniones, me quedo con la última.

Primero que nada tengo que confesar que por varios años fui parte del grupo que basureaba/hablaba mal de la simpatía del país anfitrión. Vivo en un país que es considerado por muchos como muy amable y abierto a todas las nacionalidades y culturas. Es por eso que cuando llegué a Holanda solo esperaba lo mejor de este país. Entonces, ¿que pasó cuando me sentí excluida y sin amigos? – Bueno, creé un monstruo en mi cabeza y me rehusé a hacerme amiga de este país. Y es allí cuando todo empezó a andar mal.

Cuando le conté a mis amigos y familia que me iba a Holanda, solo escuché cumplidos sobre los holandeses; todos me decían que los holandeses eran muy relajados, que hablaban muy bien el inglés y que eran muy liberales y abiertos a casi todo. Con todas estas referencias me sentí muy segura sobre mi nueva aventura; no hubo ni un segundo en el que dude de mi decisión.

Los primeros meses en Holanda tuve la oportunidad de confirmar todos los cumplidos que había escuchado, los holandeses eran de verdad muy amables y siempre tenían curiosidad sobre quién era yo. La gente en la calle me sonreía o me saludaba muy cordialmente, me sentía bienvenida. Hasta hubo un momento que me atreví a pensar que mi experiencia en Holanda iba a ser aún mejor que la que tuve en Inglaterra, pero probablemente ya se habrán dado cuenta que solo era mi etapa de ‘luna de miel‘.

Después de pasar esta etapa, me encontré rodeada de conocidos, pero no de amigos, no estaba preocupada por eso…aún. Me senté en una silla, miré el reloj y esperé a que los buenos amigos aparecieran. Por supuesto que me quedé sentada allí por mucho tiempo. No pasaba nada; la gente seguía sonriéndome, pero yo no estaba haciendo ningún amigo; la gente seguía preguntándome qué estaba haciendo en su país y si alguna vez había estado en Machu Picchu, pero nadie me invitaba a su casa. ‘¿Qué estaba pasando?’ – me pregunté.

El hecho es que yo tenía la suposición incorrecta de cómo hacer amigos. Un tiempo después aprendí que hacer amigos en el extranjero no se da de la misma manera que en tu país; es importante conocer la cultura y las costumbres del país anfitrión con el fin de conocer a los lugareños y sus reglas sociales, nunca esperes que ellos adopten las tuyas. Además de mi ignorancia, en realidad nunca había aprendido a hacer amigos en mi propio país, cosa que me di cuenta una vez viviendo aquí. Mi primera mejor amiga en Perú fue la que tomó la iniciativa. En mi primer día de clases de la escuela primaria, fue ella quien me invitó a sentarme a su lado; si ella nunca lo hubiera hecho, quizá ahora no tendría ningún amigo. Le estoy muy agradecida por eso. No obstante, no esperes que otros tomen la iniciativa, porque no llegarás muy lejos con esa actitud. Cuando se trata de hacer amigos en el extranjero es necesario empezar desde cero.

Hacer amigos es importante, hacer amigos en el extranjero aún más; todos necesitamos un sistema de apoyo. En un país nuevo ya no tienes a tu familia ni a tus amigos, al menos no físicamente, es por eso que es bueno tener a alguien con quien contar para tener una experiencia más agradable en el extranjero. Bueno entonces, ¿cuál es el secreto?, ¿cuál es la fórmula? – No creo que nadie la tenga. Tampoco creo que haya 5 consejos milagrosos para hacer amigos en el extranjero; todos somos diferentes, y lo que puede funcionar para mí, no necesariamente tiene que ser para ti. Sobre este tema solo puedo ofrecerte mi experiencia y consejos, los cuales espero encuentres útiles.

Existen muchas maneras de conocer gente y hacer amigos en el extranjero, esto no quiere decir que tengas que aplicar todas, pero no pierdes nada si al menos aplicas una:

– Utiliza Facebook u otro medio social como tu punto de partida. En mis tiempos (2006), Facebook aún no era el gran éxito que es ahora, así que no había grupos como Expats in Amsterdam, Meetup, etc. La tarea de hacer amigos era un desafío un poco más grande. Hoy en día es mucho más fácil; a través de los medios sociales podrás buscar a expatriados en tu zona o gente que comparta gustos e intereses similares, pero no solo únete al grupo, ¡participa!. Puedes presentarte en el grupo y explicar que eres nuevo/a en el país/la ciudad y que estás en busca de nuevos amigos, reuniones de expatriados, etc. Vas a ver que la gente reaccionará a tu post.

Tener una lista de las cualidades de tu futuro mejor amigo solo reducirá tus posibilidades – CC Imagen cortesía de e3Learning

Tener una lista de las cualidades de tu futuro mejor amigo solo reducirá tus posibilidades – CC Imagen cortesía de e3Learning

– No trates de recrear tu pasado en este nuevo escenario. En algún momento de mi experiencia como inmigrante busqué gente que se pareciera a mis amigos de Perú, no físicamente pero con la misma personalidad. Lo hice inconscientemente. Es solo ahora que me doy cuenta del porqué de mi fracaso al hacer amigos. Es necesario, es más, obligatorio ser abierto/a a todo tipo de persona que se cruza en nuestro camino. No juzgues hasta que hayas pasado cierto tiempo con ese nuevo conocido, dale la oportunidad para que te demuestre el tipo de persona que es. En mi mente solía tener una lista con todas las cualidades que mis nuevos amigos deberían tener, y eso redució mis probabilidades de conocer gente. Perdí la oportunidad de conocer a muchas personas.

Reúnete con tus compatriotas – CC Imagen cortesía de Juanky Alvarez

Reúnete con tus compatriotas – CC Imagen cortesía de Juanky Alvarez

– Busca a gente de tu propio país. Quizá esto pueda ser un primer paso; es más fácil y cómodo, no hay necesidad de aprender otro idioma y puede ofrecerte la sensación de estar en casa. En mi opinión creo que esta no es una mala opción, pero no debería ser la única. Cuando solo pasas tiempo con tu ‘gente’, podrías aislarte de la cultura en la que vives y podrías terminar en un círculo vicioso, donde solo te reúnes para quejarte del país anfitrión. ¡Así que procede con cautela!.

Crea tu propio grupo en Facebook – CC Imagen cortesía de Alan Levine

Crea tu propio grupo en Facebook – CC Imagen cortesía de Alan Levine

– ‘Vivo en un pueblo pequeño y no hay ningún grupo de expatriados. ¿Qué puedo hacer?.’ ¡Crea uno tu mismo/a!. Sé que esto puede sonar un poco aterrador, pero si lo que estás buscando, no lo encuentras, entonces créalo. Promueve el grupo que se ajuste a tus deseos, estoy segura de que hay al menos una persona en casa esperando este tipo de grupo. Busca, busca y busca, porque encontrarás. Puedes utilizar Facebook o Meetup, u otro medio social.

Actividades en las bibliotecas públicas – CC Imagen cortesía de Amanda Hamilton

Actividades en las bibliotecas públicas – CC Imagen cortesía de Amanda Hamilton

– Si no eres hincha de los medios sociales, no hay problema. ¡Sal de casa y toma un poco de aire fresco!. En las bibliotecas públicas encontrarás diferentes actividades que ofrecen el momento ideal para conocer a otras personas. Además, si estás asistiendo a algún curso de idiomas u otro tipo de clases, invita a algún compañero a tomar un café. No lo pienses mucho, solo hazlo. ¿Qué es lo peor que podría pasar? – Que te rechace. Bueno, a nadie le gusta ser rechazado, pero al menos no estarás todo el tiempo preguntándote si ese compañero habría aceptado tu invitación. Recuerda: el proceso de hacer amigos en el extranjero toma tiempo y requiere muchos intentos. Si fallas la primera vez, inténtalo otra vez hasta que tengas éxito.

CC Imagen cortesía de HOBY NYE

CC Imagen cortesía de HOBY NYE

– ¿Tienes un gran corazón?. Ofrécete como voluntario. Puedes visitar el centro vecinal/ayuntamiento/municipalidad o Internet para informarte sobre los lugares y/o actividades que necesitan de tu ayuda. Esto no solo te hará sentirte bien pero puede ser una oportunidad para encontrar a un nuevo amigo.

Periódico local – CC Imagen cortesía de Matt Callow

Periódico local – CC Imagen cortesía de Matt Callow

– Los periódicos locales también pueden mantenerte al tanto de lo que pasa a tu alrededor. Aquí podrás encontrar las principales actividades sociales. Si participas en al menos una, estoy segura de que conocerás a excelentes personas que viven muy cerca de ti.

CC Imagen cortesía de through a pin-hole

CC Imagen cortesía de through a pin-hole

– ‘¿Y qué pasa con los holandeses (o cualquiera sea el país donde vives)?. También me gustaría hacerme amigos de ellos.’ – Durante estos años de inmigrante he visto que los holandeses pueden ser un público difícil (pero a veces me pregunto si yo me comportaría como ellos en mi propio país). Las primeras veces que intenté hacerme amiga de ellos fueron una desilusión y sentí que no estaban interesados para nada en ser mis amigos. Me quedé con la sensación de ‘Lo siento, pero mi círculo social ya está lleno. Gracias por su solicitud. Le deseo todo lo mejor.’. Sí, eso me dolió e inmediatamente me rendí, lo cual fue una mala decisión. Después de estos intentos de mi parte, decidí poner a todos los holandeses en la misma categoría: ‘antipáticos’. Conforme el tiempo fue pasando, la imagen que tenía de los holandeses fue de mal en peor, y solo salía con otros inmigrantes. El resultado fue que los únicos amigos holandeses que tenía eran los amigos y la familia de mi pareja, que son excelentes personas, pero no son míos. Es una pena, porque sé que hay holandeses allá fuera que estarían muy felices de ser mis amigos. ‘Pero, ¿dónde encontrarlos?’ – No pierdas tiempo en saber dónde encontrarlos o cómo hacerte amigos de ellos, ni tampoco en ninguna opinión negativa sobre qué tan antipáticos pueden ser, mantén una mente abierta, hazte amigo/a de aquellos que sí están disponibles, sin importar de dónde provengan. Y lo más importante: ¡cultiva la paciencia y la tolerancia!.

Todos estos consejos están basados en mi propia experiencia y en lo que he visto durante estos años en el extranjero. Los recién llegados pueden aplicar estos consejos a su nueva vida, pero también los veteranos; nunca es tarde para comenzar nuevas amistades. Aprende de mis errores. Yo he aplicado estos consejos recientemente, y ahora que lo he hecho me doy cuenta de toda la energía que hubiera ahorrado si hubiera seguido al menos uno de ellos. También puedo ver que mi camino estuvo lleno de frustraciones y desilusiones. Si hubiera sido más abierta y menos crítica, hubiera sido más feliz. Sin embargo, aquí estoy, he empezado a seguir estos consejos yo misma y los resultados son muy buenos. Puse mi negatividad de lado y empecé un nuevo capítulo en mi vida.

Si tienes más consejos sobre cómo hacer amigos en el extranjero, me encantaría escucharlos. ¡Compartamos historias!

Advertisements


13 Comments

The ‘making of’ friends

(La versión en español estará disponible pronto. Gracias por tu paciencia.)

Making friends abroad: another challenge in our to-do list

Sometimes you wonder when it is going to get easy, pfff…another thing I need to do in order to start my new life…Yes, I know, the list can be quite long, and even endless, but it will get better… eventually.

What do you mean with 'there is more to do' ?? - CC Image courtesy of Kemal Y.

What do you mean with ‘there is more to do’? – CC Image courtesy of Kemal Y.

For newcomers, living abroad can be a very lonely experience at the beginning. You are the new kid at school and nobody is really interested in you, unless you make an effort to be noticed. For some outgoing expats/immigrants, this part of living abroad can be a piece of cake; they can strike up a conversation with someone at a park or propose a night out with their new colleagues, and from there, they start new friendships. On the other hand, we have the shy ones, who struggle to break the ice during their new language course or at work. All in all, no matter which type of person you are, making friends abroad requires effort, patience and lots of try-outs.

Lately, I have been reading other expats’ tips on how to make friends. I have found all sorts of opinions; the one that trashes the country’s friendliness, the ultra-optimistic post that advices you to go out and talk to any stranger on the streets and the sarcastic and hilarious one, like this, that suggests lots of patience and acceptance of the culture. From all these opinions, I agree more with the last one.

I have to confess that for many years I was part of the group that trashes the country’s friendliness. I live in a country that is considered to be very friendly and open to all nationalities and cultures. Therefore, I came to the Netherlands expecting the best. So, what happened after I felt left out and with almost no friends? – I created a big monster in my head and I refused to make friends with this country. And that was when everything went wrong.

When I told people I was moving to the Netherlands, I could only hear great things about Dutch people. Everybody told me that they were very laid-back, spoke English fluently and were very liberal and open to almost everything. With all these references, I felt very confident about starting my new adventure; not once, I had a single doubt about my decision to come here. In the first few months in the Netherlands, I confirmed that people were very friendly, and always curious about me. Strangers would smile at me or greet me very courteously, I felt welcomed. At some point, I even dared to think that my experience in the Netherlands would be greater than the one I had in England. But as you probably know by now, it was just another honeymoon stage.

After this stage was over, I had some acquaintances, but no friends, I wasn’t worried…yet. I sat on my chair, looked at the clock, and waited for good friends to appear. Of course, I sat there for a really long time. Nothing was really happening; people kept smiling at me, but I wasn’t making any close friends. People kept asking me what I was doing in their country and if I had ever been to Machu Picchu, but nobody was inviting me to their homes. ‘What was going on?’, I wondered.

The fact is that I had the wrong assumptions about making friends. I learned later that you don’t make friends abroad the same way you do in your country; it’s very important to know your host country’s culture and customs in order to know the locals and how their social rules work, don’t expect them to adopt your rules. In addition to my ignorance, I had never learnt to make friends in my own country, and I didn’t realize that until I lived here. My first best friend in Peru was the one who made the first move. On my first day at primary school, she was the one who invited me to sit next to her; if she wouldn’t have, I would probably have no friends now. I am very grateful to her for that move!. However, expecting that others do the move won’t take you very far, you need to start from scratch and work on your friendships.

Making friends is important, making friends abroad is even more important, because everybody needs a support system. You no longer have your family and friends around you, so having someone to count on would make living abroad a bit easier and more pleasant, too. Then, what is the secret? what is the formula? – I don’t think anybody really has the answer. I don’t believe there are 5 miraculous tips to make friends abroad; we are all different individuals, and what it may work for me, it doesn’t necessarily have to work for you. I can only provide my experience and advice, which would hopefully help you a little bit.

There are many ways to find people and make friends abroad, that doesn’t mean you need to do all of them, but it won’t hurt if you try at least one:

CC Image courtesy of AJ Cann

CC Image courtesy of AJ Cann

– Use Facebook or any other social media as your starting point. In my times (2006), Facebook was not the great monster that is now, so there were no Meetup groups, Expats in Amsterdam, etc. The task of making friends was a bigger challenge. These days, it is much easier. Through social media you can look for expats in your area or for people who share similar interests, but don’t just join the group, participate!. You can introduce yourself and explain that you are new in town and looking for friends, social gatherings, etc. People will definitely reply to it.

Check lists will only narrow your experience - CC Image courtesy of e3Learning

Check lists will only narrow your experience – CC Image courtesy of e3Learning

– Don’t recreate your past at your new home. At some point in my experience as an immigrant, I found myself looking for people who would resemble my friends from Peru, not physically but in terms of personality. I did this unconsciously. Only now is that I realize why it was so hard for me to find people I liked. It is necessary, and even mandatory, to be open to all kinds of people. Don’t judge anybody until you have spent some quality time with that new acquaintance, give them a chance to show you what type of people they are. I had a check list in mind about the qualities that my new friends should have, and this narrowed my chances to meet people. I missed the opportunity to learn from others.

Get together with you connationals - CC Image courtesy of Juanky Alvarez

Get together with your connationals – CC Image courtesy of Juanky Alvarez

– Look for people from your own country as well. This could be easier and very comfortable; no need to learn a new language and it provides you with a sense of home. In my opinion, this is not a bad option, but it shouldn’t be the only one. When you only hang out with your ‘people’, it could isolate you from the culture you are living in and you may end up in a vicious circle, where you only gather to complain about your host country. So proceed with caution!.

Create your own expat/immigrant group - CC Image courtesy of Alan Levine

Create your own expat/immigrant group – CC Image courtesy of Alan Levine

– ‘I live in a small town and there isn’t an expat group for me. What can I do?’ – Start one yourself!. I know this sounds very frightening, but if what you are looking for doesn’t exist, you should create it. Promote the group that you want to have, there is at least one person out there sitting at home and waiting for that group to be created. Search, search, search, and you will find what you are looking for. You can use Facebook or Meetup, or any other social media you like.

There is always something going on at your public library - Image courtesy of Amanda Hamilton

There is always something going on at your public library – Image courtesy of Amanda Hamilton

– Not a big fan of social media? Well, get out of the house, take some fresh air!. At public libraries, there are usually different activities that you can take part of. These activities could be the perfect moment to meet other people. Also, if you are attending a language course or any other type of class, invite a classmate for a cup of coffee. Don’t think too much about it, just ask. What’s the worst it could happen? – Rejection. Nobody likes to be rejected, but at least you will stop wondering if that person would have that coffee with you. Remember: the process of making friends abroad is like try-outs: if you fail once, you keep going until you succeed!.

You never know where you will find your next best friend - Image courtesy of HOBY NYE

You never know where you will find your next best friend – Image courtesy of HOBY NYE

– Do you have a big heart? – Volunteer. You can go to your neighborhood center/city hall or search on the Internet to find information about places that need your help. This would not only make you feel good but you may find a great new friend.

Local newspapers are a good source of information - CC Image courtesy of Matt Callow

Local newspapers are a good source of information – CC Image courtesy of Matt Callow

-Local newspapers can also keep you updated about what it is going on around you. They list the main social activities; if you attend at least one, I am sure you will be surprised to know the great people that live around you.

Oh the Dutchies... - CC Image courtesy of through a pin-holeOh the Dutchies… – CC Image courtesy of through a pin-hole

– ‘But what about the locals?. I also want to make friends with them’- In my own experience, I have seen that Dutch people can be a tough crowd (but then I wonder if I would behave like them in my own country). The first times I attempted to have a real connection with them, it was disappointing and I felt they were not interested in making friends with me. I was left with the feeling of ‘Sorry, but my social circle is already full. Thank you for applying. We wish you all the best’. Yes, that hurt and I gave up immediately, which was a very bad decision. After these attempts, I decided to put all the Dutchies in the same category: ‘not friendly at all’. With the time, my image of Dutch people got worse and worse, and I only made friends with other immigrants. The result was that my only Dutch friends were my partner’s friends and family, who are great but not mine. It is a shame, because I know there are amazing Dutch people out there who would be more than happy to be my friends. ‘But where to find them?’ – Do not waste your time on thoughts about where to find them or how to make friends with them, or on any negative opinion about how unfriendly they can be, just keep an open mind, be friends with the people that are already there for you, no matter where they come from. And most important: cultivate patience and tolerance!.

All these tips are based on my own experience and what I have seen during these years abroad. Newcomers can apply them, but the old ones as well; it is never too late to start new friendships. Learn from my mistakes!. I didn’t do any of these things until recent years, and now that I have done them, I realize how much energy I would have saved if I would have followed at least one of them. I can also see now that my path was full of frustrations and disappointments, and if I would have been more open and less critical, I would have been happier. Nevertheless, here I am, I have started following all these tips myself and the results are good!. I put my negativity aside and I have started a new chapter in my life.

If you have more tips about making friends abroad, I would be very happy to hear them. Let’s share stories!